marchaA modo de Homenaje al compañero LEONEL PLAZA, de Engativá, quien murió hace dos años sin alcanzar a dar a conocer masivamente sus importantes aportes al trabajo social y político de la ciudad, el país y el continente.
Hagamos de cuenta que ya se produjeron los hechos económicos, políticos y militares, que finalmente desembocaron en la toma del poder por y para el pueblo, la “revolución colombiana”, profunda, ancha y tan nuestra como la panela. ¿En qué consistiría esa revolución? ¿Cuáles serían sus rasgos más destacados? principalmente “para el pueblo” que se supone es quien se beneficiaria del buen suceso del –ese si- cambio radical de la manera tradicional de dominación política y exclusión económica popular.


La revolución es la búsqueda de la mayor felicidad posible para los pueblos. Y cada persona y las gentes en general “son felices haciendo lo que les gusta”. ¿“Hay alguien más feliz que un padre de familia corriendo tras su niñ@ de tres años punteando en la doble al parque en triciclo”? .. porque hay mucha gente que es feliz haciendo deporte .. desde el individual ping-pong o el ajedrez, cuyas mesas caben en un patio o en un salón, hasta el muy colectivo voleibol, el basket o el futbol, pasando por el tenis, el atletismo, en fin. Pero en cada barrio.. ¿Si hay el parque?, ¿si hay las canchas de tenis, de voleibol, de básquet y futbol?.. ¿Hay el Polideportivo para hacer la Olimpiada de la Localidad? A veces hay las instalaciones, pero todo se nos vuelve un negocio de pocos que aprovechan la búsqueda de felicidad de much@s por el deporte.
Y qué decir de las artes, la música, la pintura, la literatura, la escultura, de quienes son felices tocando un instrumento musical, los que lo son aprendiendo y los que lo son enseñando (la flauta, la guitarra, el saxofón, el violín, el piano y la lista es larga), los que organizan un grupo musical, la orquesta, l@s cantantes, el coro, el grupo de danzas, el grupo de teatro. Quienes son felices pintando, haciendo un poema y/o cantando.
Y hay quienes son felices organizando la fiesta anual o de los cumpleaños del mes y los paseos con cualquier buena disculpa. Las tertulias, las conferencias, los debates, el jueves de la palabra al adulto mayor, el círculo femenino o la colonia regional de la Localidad. Todo y cada cosa de estas se planean, pero a veces no hay un sitio para sentarse a planear tanta felicidad o hay el sitio pero no se nos han ocurrido los planes.
Entonces un buen comienzo es tener una Sede, una Casa de la cultura, la sede comunitaria, la casa de todxs, donde cada sector bien puede planear la fiesta, la olimpiada, el paseo, el curso, la tertulia, el debate de los viernes, el festival gastronómico, un desde donde planear lo que sea. Y como se necesita plata, porque como dice la canción “la cuestión es con dinero”, pues allí mismo puede planearse ofrecer el tinto, la empanada, el restaurante popular, el ahorro juicioso para el fondo de tod@s, la cooperativa multiactiva, en fin, que la revolución puede y debe comenzar en cada barrio y vereda, pues “si se trata de planear ser felices, vamos haciéndolo”, decía Leonel Plaza.
Bogotá, Octubre de 2011

Anuncios