Bogotá D.C. 25 de enero de 2016
 
Señores:
 
ENRRIQUE PEÑALOZA
Alcalde Mayor de Bogotá D.C.
 
CONCEJO DE BOGOTÁ
Atención a los 45 concejales de Bogotá.
 
DEFENSOR DEL PUEBLO (ENCARGADO)
 
Néstor Guillermo Franco González
DIRECTOR DE LA CAR – CUNDINAMARCA
 
ORGANIZACIONES DEFENSORAS DE DERECHOS HUMANOS
cumbre1
 
Medios de comunicación en general
 
 
ASUNTO: AUDIENCIA PUBLICA POPULAR PARA CONCERTAR ELCIERRE DEFINITIVO DEL BASURERO DOÑA JUANA Y EL PAGO DE LA DEUDA SOCIAL A LA POBLACIÓN DEL AREA DE INFLUENCIA DEL BASURERO DE DOÑA JUANA EL PROXIMO 13 DE FEBRERO EN LA LOCALIDAD DE USME.

 
HONORABLES CIUDADANOS:
CONTEXTO NECESARIO…
Han transcurrido 30 largos años desde el momento en que se impuso el basurero en las tierras campesinas y urbanas del sur de Bogotá. Esta ofensa es llamada oficialmente relleno sanitario Doña Juana el más moderno de América Latina, pero para la gran mayoría de los pobladores campesinos y urbanos que padecemos la dura pobreza económica y de aquella gran obra la vemos como un basurero. Para mayor claridad es suficiente decir que hemos utilizado todos los mecanismos de participación legales, acatando todas las normas, invitando y escuchando a todos los funcionarios e instituciones que existen en el país y la ciudad y lo real hoy, es que el problema sigue creciendo y nuestra voz no se escucha, por lo tanto no se ve dignidad ni respeto por esta región.
Consientes de nuestros derechos y cansados de esperar y continuar bebiendo el trago amargo de las administraciones como “La Bogotá que queremos”, “La Bogotá todos de mismo lado “,”La Bogotá de la cultura ciudadana”, “Bogotá sin indiferencia”, “Bogotá Positiva”, “Bogotá Humana” y ahora en la que pretendemos que Bogotá sea mejor para todos; las anteriores han sido las ilusiones en que nos metieron los alcaldes anteriores para hacernos creer que el inmenso y rentable negocio de la recolección, barrido, limpieza, aprovechamiento de residuos y su acumulación en las tierras campesinas, obedece al interés general y ante ello nosotros solo tenemos que aguantar. Cada día descubrimos que ese interés general es el de un reducido grupo de empresarios privados que usan la necesidad del común para un lucro particular.
 
Considerando que El SUR, como territorio, se ha movilizado con las más variadas expresiones de organización, denuncia y propuestas. Actitud política asumida por organizaciones y pobladores de los diferentes puntos del territorio Tunjuelo que se extiende desde el Sumapaz hasta Bosa.
 
Esta relación histórica comunidad – estado frente a este proyecto de “desarrollo” la podemos resumir de la siguiente manera;
 
• Protesta y bloqueo de la avenida Caracas por parte del Comité Cívico de Salud y Educación de la comunidad de Usme en 1985 ante el anuncio de la administración de ubicar el basurero distrital en la zona, protesta reprimida de manera violenta por la policía y todo ello en un contexto de crisis sanitaria de la ciudad.
• Desastre Ambiental y Sanitario el 27 de septiembre de 1997 por el deslizamiento de más de un millón de toneladas de basura y represamiento de las aguas del rio Tunjuelo, manifestación reprimida brutalmente por la policía.
• Licencia ambiental única otorgada por la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca (CAR) para la zona VIII del relleno sanitario (Resolución 2133 de 2000) sin tener en cuenta la voz de los pobladores.
• Reconocimiento y definición del área del Basurero Doña Juana en el plan de ordenamiento territorial de Bogotá (POT) y de la zona de reserva para la expansión – (300 hectáreas) – Decreto 610 de 2000, nuevamente sin la debida concertación con los pobladores de Área de Influencia del Basurero- AIB.
• Diagnóstico social de la zona de expansión del relleno realizado por la UAESP en el año 2005 en la que prácticamente se amenazaba de desalojo a los campesinos por vías administrativas.
• Paro de las comunidades y bloqueos en el ingreso del basurero motivados por la expectativa de compra de predios para su expansión (2005) e impactos a salud de los pobladores del AIB.
• Como parte del desarrollo de las negociones se realizaron talleres metaplan con las comunidades de la zona de influencia directa por la operación y posible expansión del relleno para la concertación de acciones (2006).
• El 14 de junio de 2008, se llevó a cabo la segunda asamblea popular por el cierre al basurero Doña Juana, con base en la audiencia defensorial y resolución 33 de 2005 y posteriormente la 61 de 2010 en la que se inicia un proceso de interlocución con la administración de entonces y el concejo de Bogotá.
• Compromiso Distrital frente a la realización de 99 acciones en la zona de influencia directa por la operación del basurero como resultado del proceso de concertación con las comunidades. (2006 – a la fecha de marzo 2010). Acciones incumplidas en un 70%
• Como parte de las negociaciones se hace el pronunciamiento Distrital sobre utilización de una zona de optimización del basurero con la cual se da una alternativa para la no expansión del mismo (2006)
• Determinación del Plan Maestro Integral de Residuos Sólidos -PMIRS- (Decreto 312 de 2006) artículos 28 y 70 que señalan la necesidad de “Disminuir las emisiones de gas efecto invernadero y aprovechar los instrumentos de financiación de los mecanismos del Protocolo de Kyoto para compensar a la población vecina al basurero Doña Juana” y la realización de un Programa Distrital de tratamiento y aprovechamiento del Biogás producido en el basurero.
• Otorgamiento de la concesión para el tratamiento y aprovechamiento del Biogás generado por el relleno sanitario (2007)
• Modificación a la licencia ambiental única otorgada por la CAR en el 2000 con base en el plan de manejo ambiental, por medio de la cual se autoriza la adecuación y construcción de la zona de optimización y de la Terraza 8 de la zona VIII. (Resoluciones 2211 y 2791 de 2008), modificación que no vincula las pretensiones comunitarias de ampliar el área de influencia pese a que la norma nacional así lo exigía y que fueron expuestas en las audiencias públicas ambientales.
• Por las movilizaciones comunitarias continuas por los impactos diarios a la salud y al ambiente se instala la Mesa interinstitucional de seguimiento al basurero (2009), mesa que no logró hacer coordinación y territorialización del presupuesto.
• Formulación de un plan de gestión social contratado por el CENTRO DE LAS NACIONES UNIDAS PARA EL DESARROLLO REGIONAL – UNCRD en 2010, que al fecha no se ha desarrollado ni en un 10% el cual fue promulgado por la resolución 386 de 2011 aún vigente.
• Polémico proceso de la Licitación 01 de 2010 para la entrega en la figura de concesión del basurero y engaño por parte del distrito que se había comprometido a aprovechar el 20% de los RSU como una de las exigencias habilitantes para su entrega a CGR – DOÑA JUANA.
• Otorgamiento de modificación a la Licencia Ambiental resolución 2320 de CAR 2014 en la que se concede parte de la exigencias de los pobladores al hacer reconocimiento de un área de influencia de 36 KM2 que contiene a aproximadamente 150 barrios y 7 veredas de la cuenca del rio Tunjuelo.
• Deslizamiento el pasado 2 octubre de 2015 de 750 toneladas de basura y consiguiente impacto a las comunidades del área de influencia, hecho que desato asambleas popular en octubre, noviembre y diciembre de 2015, y que ante el hecho de la salida de la administración se hizo caso omiso a las exigencias pero la administración presento el documento “Estudio de Alternativas de sustitución al RSDJ” ante CAR, asambleas que se efectuaron en la vereda Mochuelo Alto de Ciudad Bolívar, barrios Monte Blanco y Granda Sur de Usme.
• AUTO DE LA CORTE CONSTITUCIONAL 587 de 2015 respecto a la Sentencia T-724 de 2003  para el nuevo esquema de aseo para Bogotá Resuelve “…en el esquema de prestación del servicio que se escoja también deberá tenerse en cuenta los riesgos sociales y ambientes inherentes a este servicio”…”.generar los instrumentos económicos que permitan incluir costos ambientales que aún no han sido incorporados en la Resolución CRA 720 de 2015”.
 
 
Foto: Asamblea Sur – Territorio Cuenca Tunjuelo

Por todo lo anterior se instaló el proceso “Asamblea Permanente por la No Expansión y el Cierre Definitivo al Basurero Doña Juana”, como proceso urbano – campesino y popular, aprendiendo de la lucha histórica dada por organizaciones y pobladores de las veredas y barrios de la Cuenca del Río Tunjuelo. Para el avance en el proceso fue necesario desarrollar múltiples audiencias públicas movilizaciones, así mismo de recoger el conocimiento elaborado por diversos ciudadanos y académicos de Bogotá que se han indignado ante una situación como la mencionada que junto a incontables jornadas de trabajo en asambleas, largas caminatas y conversas por las veredas y barrios, en los extremos de Bogotá y Cundinamarca, esto acompañado de lecturas, encuentros de saberes, se realizaron con compromiso y participación activa permanente de la población, no solo por la no expansión, sino también, por el reconocimiento de la deuda social que tiene el gobierno distrital y regional con este territorio.

 
Como avances en el marco de este proceso, se logró un acuerdo con la Alcaldía Mayor, el de parar la “expansión” del basurero. Este se da, en medio de la discusión y debates constantes entre la administración de Bogotá y los afectados por el basurero doña Juana.
 
El proceso Asamblea Permanente, es coordinado por Las Juntas de Acción Comunal del área de influencia, la Asociación Mutual por la Justicia Ambiental en el SUR, la Corporación Ambiental Planeta Cristal, extrabajadores expulsados del basurero y pobladores damnificados del basurero y la coordinación del proceso popular Asamblea SUR.
 
Una vez reconocida la deuda social por parte del Alcalde Mayor, se dio un proceso de concertación con las entidades distritales en cabeza de sus directores y gerentes, con quienes las propuesta elaboradas por la población se volvieron decisiones compartidas que hicieron parte de un Plan de Acción Para Zona de Impacto del basurero, el cual se pensó desarrollar a corto plazo. A pesar de las múltiples promesas y propuestas aprobadas por las entidades oficiales hoy la evaluación es el incumplimiento de las mismas por la administración distrital, razones por las cuales la comunidad se siente engañada, utilizada y con nuevas propuestas de movilización social.
 
En la concertación se avanzó en tres direcciones: La primera, la no expansión del basurero hacia la vereda Mochuelo Alto para la disposición final, lográndose la optimización al interior del mismo para un periodo de siete años, así como la intervención para el mejoramiento de las condiciones laborales, la salud ocupacional y la seguridad industrial prestada a los trabajadores que desarrollan actividades de riesgo dentro de las zonas del basurero.
 
La segunda, avanzar con el pago de la deuda social a corto, mediano y largo plazo. A corto plazo (1 año) con la ejecución del Plan de Acción Integral que desarrolla intervenciones en salud, educación, medio ambiente, transporte, productividad, infraestructura, recreación, deporte y cultura, en el área de impacto  (Usme y Ciudad Bolívar).  A mediano plazo la elaboración del Plan de Manejo Ambiental con participación comunitaria para la aplicación de medidas de prevención, compensación, mitigación y resarcimiento del impacto negativo del basurero, por la operación durante los próximos siete años que no se llevó a cabo. A largo plazo la implementación del Plan Maestro de Residuos Sólidos, el cual se debía revisar y legalizar en el corto plazo, hecho cumplido actualmente. 
 
La tercera, es el proceso de cierre y clausura paulatino del basurero, para lo cual se presentó y argumentó inicialmente la propuesta de un convenio de cooperación de ciencia y tecnología con el objeto de evaluar las alternativas en la tecnología de la gasificación, la más adecuada para Bogotá, durante casi un año de negociación con la UAESP, no logró concretar una postura de la administración frente a dicha propuesta. A cambio se llegó a un acuerdo temporal con la UESP, donde se propuso incluir en los términos para el manejo de la optimización del basurero, que el operador estudiara la pre-factibilidad e implementara tecnologías alternativas existentes para el manejo de residuos sólidos, de tal forma que por lo menos un 20% de estos residuos fueran tratados y aprovechados por organizaciones de la comunidad de la zona de impacto  y  no enterrados, propuesta que nuevamente fue frustrada en los oscuros y retorcidos trámites burocráticos de nuestros gobiernos.
 
A pesar de ello, es nuestra tarea como población afectada continuar la presión organizativa y social al Estado Colombiano para que se prueben y adopten nuevas tecnologías, más eficientes, más económicas y rentables ambiental y socialmente para el futuro manejo de la basura de toda Bogotá, avanzando hacia el cierre del basurero Doña Juana e implementación de tecnologías para el serio y verdadero pago de la deuda social histórica y en 2013 se presenta la  tecnología de Termólisis la cual es reconocida en el acuerdo 579 de diciembre de 2015.
 
Todo se logró por la participación directa de las comunidades afectadas, donde la ganancia mayor es que la zona rural de Mochuelo Alto y sus campesinos seguirán cultivando vida y que cientos de hectáreas no fueron afectadas, ahora ni lo serán  después.
 
 
No obstante lo anterior el proceso tiene un revés muy grave en noviembre de 2008 cuando sus principales líderes son  sometidos a la persecución de estado, siendo involucrados por la unidad antiterrorismo de la fiscalía en investigaciones y posterior captura, acusándolos de rebelión, disque por movilizar las masas, atentando contra el derecho a la protesta social, al libre pensamiento y estigmatizando y poniendo en peligro la vida de quienes hacen la defensa de los derechos colectivos alrededor de este conflicto socio-ambiental de Bogotá.
 
 
DECLARATORIA DE AUDIENCIA PUBLICA PARA EL DIA SABADO 13 FEBRERO EN EL BARRIO GRANADA DE LA LOCALIDAD 5 DE USME A LAS 9 A.M.
 
Atendiendo al urgente llamado de las comunidades de localidad por las afectaciones insoportables provenientes del basurero de Doña Juana se desarrolla la asamblea popular el día 24 de enero a los 4 pm (anexamos firmas) en el barrio Granada Sur,  en ella líderes de la localidad exponen la problemática y se hacen las propuestas, luego de 2 horas de debate y teniendo en cuenta la coyuntura de formulación de plan de desarrollo distrital y la formulación del nuevo POT, se aprueba dos propuestas estratégicas en la organización para avanzar con el objetivo del cierre definitivo al basurero y el pago de la deuda social, la primera convocar a AUDIENCIA PUBLICA en la calle 72 B Sur con carrera 5ª barrio Granda Sur a las 9 am, para día sábado 13 de febrero, a ella deberán asistir la administración distrital en cabeza del Doctor  Enrique Peñaloza, el concejo de Bogotá en Pleno, el director de la CAR y al defensor del pueblo con el objetivo de acordar las medidas estratégicas para avanzar hacia el cierre del basurero y el pago de la deuda social reconocida.
 
Esta convocatoria también se hace a Organismos de derechos Humanos Nacionales e internacionales con presencia en Colombia y medios masivos de comunicación.
 
La segunda decisión es mantener la convocatoria a movilización al frente de la entrada del basurero para día lunes 15 de febrero de 2016 a las 7 am.
 
 
 
 
“Abajo la basura, Arriba la Agricultura”
 
“Somos Urbano Rural – SUR”
 
Bogotá D.C., 24 de enero de 2016.
Anuncios