cropped-cumbre-urbana-wp.pngEn el camino que hemos recorrido las comunidades, las organizaciones, los procesos populares y territoriales hacia la Cumbre Popular Urbana, nos hemos reunido desde la diversidad, construyendo confluencias y puntos en común por lo que este proceso es para nosotros, en sí mismo, un gran avance, nos convocamos desde la solidaridad y el reconocimiento, llegamos a la Pre cumbre desde los sueños comunes de transformación, libertad y esperanza en que un mundo y una ciudad diferentes, son posibles.

Esta Pre-Cumbre Popular Urbana no es el principio ni el final, es una fase del proceso que esperamos nos permita seguir avanzando en una propuesta conjunta sobre el territorio, donde el encuentro de la ciudad, lo urbano-rural y la región sea armónico, en donde la felicidad valga más que la rentabilidad, la solidaridad más que la ambición y la libertad más que la gobernabilidad. Aprendimos a ser por nosotros y en función de nosotros, nos proponemos ser con otros y otras, superando las divisiones, la fragmentación, que ha servido a los gobernantes para dominarnos y engañarnos.

Reivindicamos nuestro Derecho a la Ciudad y al territorio porque reclamamos esta ciudad como nuestra, la de los trabajadores, los y las jóvenes, las mujeres, de todos y todas quienes habitamos los barrios populares, quienes defendemos sus territorios, quienes la vivimos y la luchamos cada día. Contra el neoliberalismo y el individualismo construyendo alternativas culturales, sociales, organizativas, comunicacionales, ambientales de acción y movilización por la ciudad que al mismo tiempo nos ha construido como sujetos sociales, transformadores, sujetos y procesos de esperanza.

Reclamamos nuestro derecho a construir, habitar y disfrutar nuestros territorios en lo que será la Carta por el Derecho a la Ciudad y el territorio, porque desde ella seguiremos caminando todos y todas en perspectiva de la construcción del poder popular y un nuevo modelo de ciudad y región en todos los ámbitos que ello implica, pues la ciudad se ha constituido como el principal centro poblacional, de producción y reproducción ideológica, de expresión de la violencia, por ello es necesario entenderla también como un escenario donde las organizaciones sociales tenemos que desatar nuestra fuerza transformadora para y desde ellas aportar a un país en paz con justicia social.

La ciudad sigue creciendo en sus dinámicas propias de forma desigual, entre otros factores por el conflicto social y armado en Colombia, las lógicas de segregación, exclusión y fragmentación del territorio a partir de los diversos intereses que confluyen en ella por lo que se hace necesario propiciar la construcción de un espacio de encuentro y convergencia de las organizaciones sociales de ciudad, a modo de Cumbre Urbana donde se puedan pensar, soñar, unir, apuestas diversas de habitar y construir ciudad alternativas a la imposición del modelo de ciudad y territorio actuales desde el encuentro de experiencias de trabajo comunitario, popular, social, de base, alternativo, político y académico, que permitan establecer lazos de comunicación y planes de acción común en la construcción de un Gran Movimiento Social y Popular de Bogotá y Cundinamarca.

En Pre Cumbre Popular Urbana caminamos para construir acuerdos mínimos para ganar amigos y amigas, crear lazos de solidaridad y confianza para ir construyendo entre todos y todas una propuesta de ciudad a partir de las agendas de las diferentes experiencias organizadas y no organizadas. Escogimos para su desarrollo el Hospital San Juan de Dios, porque este hospital es de todos, es parte de nuestra historia y nuestras luchas, agradecemos la hospitalidad de sus guardianes históricos, a los compañeros y compañeras de logística, de la comisión metodológica y a cada uno de los que asistieron sin quienes este sueño no hubiera sido real.

Estos dos días de diálogo se desarrollaron con base en los pre encuentros locales, ganamos experiencia en construir colectivamente la metodología y alcances de este espacio. En un primer momento, se realizó una presentación de cuatro procesos significativos de la ciudad (Asamblea Sur, Mesa de Cerros Orientales, Coordinadora Cívico Popular de Ciudad Bolívar, Encuentro Popular Sabana), posteriormente en mesas desarrollamos ejercicios de memoria y reconocimiento de las luchas sociales que hemos dado en los últimos veinte años en los territorios. El segundo día se realizó una reflexión crítica sobre las últimas tres administraciones de Bogotá, discutimos elementos para ir formulando una propuesta de modelo alternativo de ciudad y acordamos una ruta de trabajo común para que los pasos hacia la cumbre tengan la fuerza que necesitamos, la certeza que esperamos, el amor con el que trabajamos y la esperanza con la que soñamos.

Luego de dialogar, reconocernos, discutir y compartir hemos decidido asumirnos como compromisos comunes:

Construir y desarrollar una agenda mínima de acción hacia la Cumbre Popular Urbana en el mes de diciembre de 2015 que consiste en:
1. Profundizar las discusiones y avances de la Pre Cumbre Popular Urbana en los siguientes aspectos:
⦁ Memoria de las luchas urbanas de los últimos veinte años.
⦁ Caracterización de los conflictos presentes en el territorio e identificación de los puntos comunes de trabajo.
⦁ Reconocer los avances, debilidades, vacíos y propuestas para desarrollar en los próximos años a partir del gobierno de Bogotá en los últimos doce años.
2. Construir una ruta colectiva que nos permita diseñar alternativas desde los procesos territoriales en relación a un modelo alternativo de ciudad y región que se materialice en una carta de la Ciudad de Bogotá por el derecho a la ciudad.
3. Construir, movilizar e impulsar:
⦁ Planes de vida y Mandatos Urbanos Populares para los territorios que garanticen la justicia social, la vida digna y el buen vivir.
⦁ Procesos de comunicación y formación popular alternativos desde los territorios.
⦁ Incidir con propuestas construidas desde los territorios en los espacios y encuentros que discutan, propongan y decidan planes y políticas sobre el territorio.
4. Construir agendas y acciones territoriales con justicia social, incidiendo y tomando parte activa en las decisiones que afecten nuestros territorios, procesos y comunidades.

El camino hacia la Cumbre Popular Urbana debe permitir reconocernos, organizarnos, pero ante todo consolidar un proceso de encuentro y convergencia de los procesos territoriales, comprometidos en la transformación de nuestro territorio de luchas, sueños y esperanzas.

Distintas luchas y formas organizativas para construir alternativas en los territorios han sido y son nuestros compromisos por el cambio de modelo. La lucha por el ambiente, los servicios públicos, la educación, el trabajo digno, la soberanía alimentaria, la economía popular, la defensa del territorio, entre otras más, son nuestras consignas en perspectiva del buen vivir para todas y todos. Nos invitamos a no desanimarnos, a superar los problemas que seguramente se presentarán, que tratarán de dividirnos, de desprestigiarnos; pero la dignidad y el bienestar que nos merecemos hace que valga la pena este esfuerzo y muchos más.

Decimos no a la militarización de la vida, no a la privatización de los servicios públicos ni del transporte, no a la paramilitarización del estado ni de los barrios, no a la privatización de la salud ni la educación, no a la estigmatización de los jóvenes, no al patriarcalismo, no a la privatización del agua, no a la precarización laboral, no a la pérdida soberanía alimentaria, no a la gentrificación, no a la destrucción de los páramos, ríos ni humedales, no a la destrucción de los cerros, no a la minería; gritamos si a la vida, a la libertad, a la dignidad y el reconocimiento de todas las comunidades y al buen vivir en nuestros territorios, seguiremos caminando por la utopía, por la esperanza y la paz con justicia social de cada día, porque la paz son cambios.

Compartimos y acogemos como consignas de la Cumbre Popular Urbana las siguientes:

“NINGUNA DECISIÓN SOBRE NOSOTROS SIN NOSOTROS”.

“NO SE TRATA DE UN PARTIDO NUEVO, NI DE UN MOVIMIENTO NUEVO, SE TRATA DE UNA NUEVA FORMA DE ORGANIZACIÓN DE LOS NO ORGANIZADOS”.
“EL PODER POPULAR EMANA DEL PUEBLO MISMO”

BOGOTÁ, JUNIO 26 y 27 DE 2015.

Anuncios